11 de Septiembre

El río invierte el curso de su corriente.
El agua de las cascadas sube.
La gente empieza a caminar retrocediendo.
Los caballos caminan hacia atrás.
Los militares deshacen lo desfilado.
Las balas salen de las carnes.
Las balas entran en los cañones.
Los oficiales enfundan sus pistolas.
La corriente penetra por los enchufes.
Los torturados dejan de agitarse.
Los torturados cierran sus bocas.
Los campos de concentración se vacían.
Aparecen los desaparecidos.
Los muertos salen de sus tumbas.
Los aviones vuelan hacia atrás
Los rockets suben hacia los aviones.
Allende dispara.
Las llamas se apagan.
Se saca el casco.
La Moneda se reconstituye íntegra.
Su cráneo se recompone.
Sale a un balcón.
Allende retrocede hasta Tomás Moro.
Los detenidos salen de espalda de los estadios.
11 de Septiembre.
Chile es un país democrático.
Las fuerzas armadas respetan la constitución.
Los militares vuelven a sus cuarteles.
Renace Neruda.
Víctor Jara toca la guitarra. Canta.
Los obreros desfilan cantando
¡Venceremos!

La ciudad Gonzalo Millán

11 de septiembre en América Profunda
El Chile de Allende en la América de hoy


Podes bajarte el poema La Ciudad de Gonzalo Millan y compartirlo libremente.

Pachamama, cusiya, cusiya

Madre Tierra, ayúdame, ayúdame
mamapacha...
madre...
universo...
mundo...
tiempo...
lugar...
tierra...
separados valen
juntos... significan...


América sin nombre


Cuando Colón llegó a Las Indias, tanto él, como todos los que vinieron después,
además de la espada, o la codicia, trajeron consigo, el despojo. 
Las indias primero, y América luego, fueron los nombres que Occidente nos impuso.
Por eso la tierra que habitamos, es como un niño robado a sus padres a poco de nacer.
Así es que América, como ese hijo, lleva un nombre que no le pertenece,
una identidad, que le es ajena.
Y que la lleva a debatirse entre su cultura originaria y la de occidente.
De esas dos fuerzas en pugna, habrá de nacer la América definitiva.
Cuando este hijo arrebatado, ponga en su lugar al occidente que la despoja.
Nuestra tierra será, por fin, la verdadera América... se llame, como se llame.

América profunda Poco a poco Pariéndose a sí misma.


Texto: Ricardo Veiga
Voz: Alicia Carlucci

Podes bajarte esta y otras historias desde de la Radioteca